Eva y Carlos

¿Quiénes son Eva y Carlos?

Carlos y Eva vivían una tranquila vida en Austria. Allí trabajaban como ingenieros, disfrutaban haciendo senderismo en los Alpes y desplazándose en bici por la idílica ciudad de Graz.

Pero un día… decidieron romper con todo y lanzarse al mundo a viajar sin billete de vuelta.

Eva es ingeniosa y segura de sí misma, aunque a veces le cuesta tomar la iniciativa. Desde que pisó tierras extranjeras por primera vez le encanta conocer otras culturas.

Carlos se caracteriza por su paciencia y por saber escuchar. Es muy inseguro y le cuesta tomar decisiones, pero cuando supera sus miedos se siente muy feliz.

Juntos forman un buen equipo: a una se le ocurren las ideas, el otro se encarga de materializarlas; uno se ocupa de pensar todo lo que podría salir mal, la otra piensa en todas las soluciones; uno se encarga de la tecnología, los vuelos y alojamientos y la otra de crear recuerdos del viaje en forma de fotos y relatos.

Desde que comenzaron a viajar en Abril de 2019 han vivido multitud de experiencias:

  • 30 días de Trekking por los Himalayas.
  • 12 días de retiro de meditación Vipassana.
  • Safari en busca del tigre de Bengala en la remota región de Bardia, Nepal.
  • Senderismo por la jungla tropical de Malasia.
  • 13 días en una isla paradisíaca en la que sólo pensábamos quedarnos 4 noches.
  • Vivir 3 días en un barco y ver orangutanes y monos narigudos en Borneo.
  • Ver un cráter de cerca en la ruta de los volcanes en Java.
  • Dos semanas de voluntariado en una aldea de Bali, enseñando inglés a unos chavales que nos acogieron con mucho cariño.
  • Recorrer la isla de Taiwan en bicicleta.
  • Vivir un mes en una furgoneta, descubriendo los paisajes de Nueva Zelanda.

No serán los mejores viajeros, pues son tímidos, introvertidos e indecisos.

Pero están viviendo un viaje a su manera y han querido compartirlo contigo a través de estos relatos.

¿Por qué un viaje de los buenos?

Cuando vivíamos en Austria, Carlos y Eva solíamos bromear con frases como éstas:

— ¿Me das un beso?

— ¿De los buenos o de los malos?

— ¿Te apetece un helado?

— Pero que sea un helado de los buenos.

— Voy a cocinar una paella de las buenas.

— ¿Y si hacemos un viaje?

— Pues que sea un viaje de los buenos.