Situación extraña

El otro día me aventuré afuera por primera vez. Hasta ahora sólo había salido Carlos. Fui a comprar. Y fue extraño.⁣⁣

No tuve que hacer cola. Llegué cuando abrían. Y eso que no madrugué especialmente.⁣⁣

Al llegar me puse los guantes que daban a la entrada. Y entonces… ¿te puedes creer que me había olvidado de que hacían falta monedas? Pues necesitaba monedas para todo: para dejar la mochila en la taquilla, para atar el carrito, para coger el carro.⁣⁣

No me quedó otra que dejarlo todo sin atar y usar cestas. Una vez dentro se me olvidó pronto el percance. Y es que aluciné.⁣⁣

Tras sortear a la gente y seguir las líneas de seguridad del suelo, acabé en la zona de las verduras. ¡Guau! Al coger aquellos enormes pimientos rojos no podía dejar de sonreír bajo la mascarilla. ¡Anda! ¡Si también hay alcachofas!⁣⁣

Pedir en la charcutería me costó más de lo que pensaba. Era como si no me salieran las palabras adecuadas. Y además se me hizo raro que ahí al lado no estuviese la máquina para devolverme el Pfand.⁣⁣

Pero qué me iban a devolver, si las botellas de cerveza ya no existían. Las había tirado de camino a la compra. Casi me había dolido cuando estallaron en añicos. Con la basura lo hicimos mal desde el primer día. No es que no recicláramos, al contrario. ¡Habíamos separado demasiado! Para luego llegar y tener que echar cuatro bolsas en un par de contenedores.⁣⁣

No esperaba haberme olvidado de tantos detalles en este tiempo. Llevamos más de 7 años sin vivir en España.⁣⁣

Lo más raro de todo es la luz. A las 9 de la noche aún es de día. Y por la mañana pensamos que es más pronto de lo que es. Da igual cuándo abras los ojos, siempre está oscuro. Claro, no estábamos acostumbrados a las persianas.⁣⁣

Lo otro también es raro, por supuesto. No poder ver a nadie, ir con miedo por la calle, llevar mascarilla, etc. Pero todo el mundo está viviendo lo mismo, nos comprenden, les comprendemos. No estamos solos.⁣⁣

Aunque los consejos que nos dan a veces nos parecen graciosos:⁣⁣

—Cuando vuelvas de la calle, deja los zapatos a la entrada.⁣⁣

Pero… ¿eso no era lo normal?⁣